Publicidad:

NOTICIA

Pimientos Syngenta cae en El Toyo en un partido demasiado duro por el segundo puesto

El choque se saldó con dos lesionados y dos expulsados

En toda guerra, sin ningún género de dudas, hay vencedores y vencidos. Y el encuentro entre El Toyo Basket y Pimientos Syngenta por la segunda plaza de la 1ª Nacional de baloncesto no iba a ser una excepción.


Los de Daniel Sampedro y Carlos Peña debían ganar este partido por más de 3 puntos, y superar así en desempate a los capitalinos. Sin embargo, lo que se presenció la tarde del sábado en el Pabellón de Deportes de El Toyo fue una auténtica 'guerra sin cuartel' por la segunda plaza de la 1ª Nacional de Baloncesto.


El conjunto ejidense sabía que para poder llevarse el encuentro había que conseguir puntos desde la pintura, con sus tres buenos anotadores en la zona que son Nahuel Peña, Berni Giménez y Teo Petrov. En cambio, la suma de sus puntos no alcanzó los 20 por una sencilla razón, nadie iba a pisar la zona de El Toyo Basket sin recibir antes durísimas defensas, que en la mayoría de los casos rozaban la falta personal.


Respecto a El Toyo Basket, a parte de ganar la partida en la defensa, sus tres grandes anotadores, Povilas, Juan José Molina y Cristian Ramón, anotaron 19, 18 y 22 puntos respectivamente, con un acierto cercano al 90 por ciento en tiros libres.


Pimientos Syngenta sufrió desde los primeros compases del encuentro, donde el conjunto capitalino puso una diferencia de más de 10 puntos. La ventaja en el marcador duró hasta el último periodo, donde los ejidenses se pusieron a cinco puntos gracias al gran acierto de Torrecillas y Andrés, pero no terminaron de rematar el encuentro, que acabó 83-72 para El Toyo.


SANGRE, SUDOR Y LÁGRIMAS


En este encuentro, cuando se habla de dureza se va más allá. En los primeros minutos de partido, Álvaro Cano, base de El Toyo, fue sancionado con una técnica por protestar a los árbitros, y posteriormente sería expulsado con una antideportiva. Más tarde, Berni Giménez, tras recibir el balón, propinó fortuitamente un codazo a Mario Cueto, quien le defendía muy pegado, y le rompió la nariz, con lo que se tuvo que ir a urgencias. En la segunda mitad, Teo Petrov se hizo un esguince de tobillo provocado por un forcejeo en la zona, y ya no pudo rendir bien en el resto del encuentro. El alero ejidense, Nahuel Peña, recibió un fuerte agarrón de la pierna por el que no se pitó nada, y acto seguido, tras la protesta de Peña, este fue expulsado del encuentro, y el banquillo visitante también encajó una falta técnica por protestar. 


Carlos Gutiérrez Gutiérrez.