Publicidad:

NOTICIA

Pimientos Syngenta, líder de 1ª Nacional en Almería

Berni Giménez salvó los muebles en la prórroga con varias acciones consecutivas

Pimientos Syngenta Baloncesto Murgi disputó el pasado domingo, 8 de diciembre, su encuentro aplazado ante el CD Roquetas, segundo y penúltimo clasificados respectivamente en ese momento. El coraje y las ganas de competir estaban aseguradas en el histórico derbi almeriense, que más allá de la clasificación, iba a ser una pugna por la victoria de inicio a fin. 

 

Los ejidenses comenzaron el duelo con buen pie, liderados por la veteranía del equipo, Teo Petrov y Andrés Santiago. El primero estuvo muy sólido en defensa, reboteando bien y haciendo daño bajo el aro. Por su parte, Santiago hizo las labores de director de orquesta, aprovechando las debilidades del equipo rival y rompiendo su defensa con exitosas penetraciones. 

 

El encuentro parecía encarrilado para coger una ventaja holgada desde los primeros compases de partido, sobre todo gracias a la ayuda anotadora de José Andrés Falcón, Nahuel Peña, Pedro Torrecillas y en especial Juan Yélamos, quien fue constante durante los 40 minutos que estuvo en pista y consiguió anotar 19 puntos. Sin embargo, el equipo visitante no iba a regalar nada, nunca se descolgaron del partido y siguieron con su estilo de juego, colgando balones a Paquito Gutiérrez para conseguir puntos en la pintura y generar espacios a sus tiradores, Juan García y Alejandro Tomé, quienes anotaron tres triples cada uno. 

 

La primera parte acabaría 34-28 para los de Daniel Sampedro y Carlos Peña, quienes se irían a los vestuarios con un mas 6 en el marcador, pero también con muchas dudas al no terminar de ofrecer un juego fluido y preciso. Como bien reconoció el técnico ejidense en el descanso, "cuando conseguimos hacer una cosa bien, otras nos salen mal. No tenemos equilibrio". 

 

En el inicio del tercer periodo, Yélamos y Petrov convirtieron en puntos varios tiros de campo, lo que fijó la barrera psicológica de los 10 puntos en el marcador, vislumbrando un final de partido cómodo, puesto que la ventaja ya parecía determinante. Los roqueteros cada vez veían más difícil la remontada, pasaban los minutos y el encuentro eran intercambios continuados de canastas. El tercer cuarto acabaría 55-45 para los ejidenses, con el terreno bastante llano para hacerse con el derbi. 

 

En la recta final del encuentro no parecía que fuera a pasar nada extraordinario, hasta tal punto que a falta de 5 minutos para el pitido de los colegiados la diferencia de 10 puntos seguía a favor del conjunto local. Para la sorpresa de todos, y contra todo pronóstico, los jugadores del CD Roquetas encontraron fuerzas de donde no había, y comenzaron a recortar puntos rápidamente. Con dos triples y varias bandejas, los roqueteros se habían puesto a un punto a falta de 1 minuto del final. Al banquillo ejidense se le presentaron los fantasmas de la temporada pasada, y Paquito Gutiérrez, pívot de los visitantes y exjugador del CD Murgi, tuvo en sus manos la oportunidad de finiquitar el duelo con dos tiros libres, sin embargo, no fue lo suficientemente habilidoso para canalizar los nervios, y solo pudo convertir uno de ellos, con lo que todo se decidiría en la prórroga con el empate a 68. 

 

En los cinco minutos extra, los visitantes anotaron dos canastas consecutivas, lo que metió el miedo en el cuerpo a los de Daniel Sampedro. El escolta ejidense, Pedro Torrecillas, ejecutó un buen tiro, lo que ponía el tanteador a 70-72. Con 1:20 para el final de la prórroga, Petrov recibió una falta de tiro y tuvo la posibilidad de empatar el encuentro con los dos tiros libres, pero erró ambos. Justo en el rebote del segundo, Beni Giménez, quien había entrado recientemente a la cancha después de muchos minutos en el banquillo, capturó el rebote ofensivo y recibió una falta. Giménez, desde la línea de tiros libres, no falló ninguno, con lo que las tablas volvían a subir al marcador. En la siguiente posesión, los ejidenses robaron el balón y otra vez fue Giménez quien anotaría la bandeja que daría la victoria al conjunto local. 

 

El encuentro acabó 75-72 para Pimientos Syngenta, con mucho sufrimiento, pero con la satisfacción de llevar un balance de 4 victorias y una derrota, terceros en la clasificación de 1ª Nacional empatados con el líder, y siendo el mejor equipo de Almería en la categoría. 


Carlos Gutiérrez Gutiérrez.